domingo, 21 de abril de 2013

LAS FLORES DE MI ABU

Ésta receta es muy especial para mi, me trae muchos recuerdos buenos.




Ante todo deciros que es una receta de toda la vida con unos ingredientes super sencillos. Receta mega fácil, pero tiene un PERO, si no tienes el hierro quemado y super usado no podrás hacer las flores!

Mi abuelo que sabe que me encanta hacer dulces me ha prestado el hierro de mi abuela (que en el pueblo ella siempre lo prestaba a sus amigas) eso si, con una condición, probar las flores!!! ESO ESTÁ HECHO ABUELO!!!! MUCHIIIIISIMAS GRACIAS!!!!


El hierro tiene que estar quemado, pues si lo compráis nuevo que sepáis que se os quedaran pegadas las flores y no os saldrán.

Venga, os digo la receta, pero que sepáis que es una receta de toda la vida con ingredientes como harina, la que admita! eso si, la masa no debe quedar espesa, ha de ser liquida....



Ingredientes:
- 1 huevo.
- 1 cascarón de leche.
- harina (la que admita!)
- azúcar para rebozar las flores.
- aceite para freír.

Preparación:
En una sartén poner el aceite a calentar y meter el hierro dentro para que se caliente.
Mientras tanto mezclamos el huevo, con la leche y la harina de trigo (que no tenga grumos la masa!)
Preparamos un plato con papel absorbente donde pondremos las flores una vez fritas para que absorba el exceso de aceite.
También pondremos un plato lleno de azúcar para rebozar las flores.
Y empezamos a freír !! Primero sacamos el hierro del aceite caliente, y lo introducimos dentro de la masa, sin llegar a cubrir entero el hierro (pues no saldrán las flores).
La masa se quedará pegada al hierro, en ese momento meterlo en el aceite, moverlo un poco hasta que se despegue la masa y freír por los dos lados. Tarda muy poco en dorarse pues la masa es muy fina.
Sacar al papel absorbente mientras el hierro vuelve al aceite caliente. Las flores se enfrían rápido, y las pasamos al azúcar para rebozarlas.

video

Y vuelta a empezar! sacar el hierro del aceite caliente, meterlo en la masa y freir por los dos lados hasta dorar la flor. enfriar sobre papel y rebozar en azúcar mientras el hierro esta de nuevo en el aceite caliente.

Es muy fácil, y con estos ingredientes (que parece poca masa) salen un montón de flores!!!

Las flores se quedan muy crujientes, y como es una masa fina podrías comerte un montón de un asalto....

Para conservar las flores lo mejor es meterlas en una caja metálica, así os durarán mucho mas crujientes. Bueno, eso si queda alguna.....


Éstas flores van en honor a ella, a mi abuela, que siempre nos las hacía orgullosa porque sabía que nos encantaban.
Hace un mes que nos falta, y se la hecha de menos, era una mujer que se hacía querer. Que os voy a decir yo... no?
Seguro que en el pueblo todo el mundo echará de menos cuando iban a verla y les decía... 
"coge una flor que están muy ricas..."
y la gente acababa de comer y no tenía hambre, y ella saltaba...
 "ESTUPIDO! si para comer una flor no hace falta tener hambre!"
y te comías la flor... porque con esa sonrisa en la cara era inevitable no hacerlo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario